Este contrato permite que una persona transmita uno o más bienes a otra persona para que los transmita a un tercero. El fideicomiso tiene beneficios fiscales, entre otras ventajas, y su particular enfoque comercial puede ser ideal para tu empresa.