A través del registro de Derechos de Autor obtienes un documento oficial que indica que tú eres el creador de tu obra. Algunos ejemplos son: cuentos, canciones, música, software, pinturas, dibujos, entre otras cosas.